lunes, 17 de febrero de 2014

Las hojas que ríen, de El último de la fila

Gracias a un comentario de un lector llamado Marc que me preguntaba si el blog seguía activo, decidí volver a estos lares, pese a que la falta de tiempo y, a veces, de organización del mismo, no me lo han permitido hasta ahora.

Sin embargo, más vale tarde que nunca y he decidido retomar mi propósito de seguir interpretando como buenamente pueda canciones y poemas.

En esta ocasión, he escogido para realizar mi comentario "Las hojas que ríen", de El último de la fila porque una lectora llamada Alicia, me lo pidió hace tiempo en el apartado "Sugerencias".

Este tema, perteneciente al último álbum del grupo: "La rebelión de los hombres rana" (1995), es uno de los más complicados que me he encontrado. Espero que os guste la interpretación, aunque no sé si será muy acertada.

Os dejo, como siempre, en primer lugar, la canción y la letra de esta.





LAS HOJAS QUE RÍEN
Lo barro desde el interior,
me digo que no es para mí,
que yo sólo quiero la flor del tiempo.
No necesito nada más
que el soplo de un amanecer,
que el resto es sólo el humo del incienso.
Duérmete al cobijo de esta tarde,
duérmete al agua de anís,
duérmete al arrullo de la brisa,
duérmete al verde fugaz.
Dime que fue verdad
que hubo un sendero aquí,
que también yo ando perdido.
Como el torero al que abandona su coraje
busco yo a tientas burladeros.
Duérmete con la nana del gitano,
duérmete al verde fugaz,
duérmete bajo un nido de pecados,
duérmete que yo velaré.
Si es que existen, he de encontrar
lenguajes de un mundo que está
dormido entre las hojas de los libros.
Prefiero decir la verdad
si sólo puedo respirar
junto al árbol de las hojas que ríen.
Dime que fue verdad
que hubo un sendero aquí,
que tanbién yo ando perdido.
Cuando el vapor del alma fiera se disipa
queda el torero económico.
Duérmete al cobijo de esta tarde,
duérmete al agua de anís,
duérmete al arrullo de la brisa,
duérmete al verde fugaz,
que yo velaré.

----------------------------------------------------------------------------------------------------

INTERPRETACIÓN DEL CONTENIDO

A mi entender, la temática de esta canción giraría en torno a dos ejes: La fugacidad de la vida y el menosprecio de lo material. De nuevo nos encontraríamos ante un tema con predominio de los tópicos "Tempus fugit" y "Contemptu mundi", tal y como vimos que ocurría en numerosas canciones del grupo.

Para justificar mi interpretación, iré, como siempre, parte a parte explicando lo que entiendo.

Lo barro desde el interior,
me digo que no es para mí,
que yo sólo quiero la flor del tiempo.
No necesito nada más
que el soplo de un amanecer,
que el resto es sólo el humo del incienso.


En esta primera estrofa el poeta nos dice que se quiere sacar algo de dentro porque no lo desea para sí (lo barre desde el interior), es decir, lo elimina. Si nos preguntamos qué puede ser este algo, podríamos encontrar numerosas respuestas: Puede ser un mal sentimiento, un recuerdo que quiere desechar, etc. Yo lo interpreto como un apego a lo material, al éxito, a la fama que se ha anidado en su interior pero que no sirve para nada, ya que lo único importante, lo que verdaderamente quiere el poeta es "la flor del tiempo"; entendiéndola de dos maneras:

a) Como el tiempo en sí mismo, ya que este es limitado para el ser humano y pasa muy deprisa para él.

b) Como la juventud. Las flores siempre han servido para representar la juventud en la poesía. La "flor del tiempo" sería este periodo de la vida.

Después nos dice que su única necesidad es "el soplo de un amanecer" y que el resto es "sólo el humo del incienso". Esto lo interpreto como que lo único que verdaderamente es necesario para el hombre es levantarse cada mañana y seguir vivo. Lo demás, todo lo que nos rodea es sólo humo, ilusión. Nos encontraríamos aquí ya en esta estrofa con los dos tópicos que predominan en la canción: Tempus fugit (el tiempo huye y por eso es valioso) y Contemptu mundi (menosprecio de lo material y perecedero).

En resumen: En esta primera estrofa el poeta nos dice que lo único necesario para él es el tiempo y estar vivo. Todo lo demás es pura ilusión, de ahí que quiera eliminarlo de su interior.

Duérmete al cobijo de esta tarde,
duérmete al agua de anís,
duérmete al arrullo de la brisa,
duérmete al verde fugaz.


En este famoso estribillo donde anafóricamente se repite el imperativo duérmete, encuentro un sentido muy diferente al que he visto que aparece en algunas páginas de Internet donde se intenta explicar la canción. Si bien hay pocas interpretaciones por ahí, en las que he leído, dicen que el poeta recomienda a alguien determinado que duerma porque es algo positivo.

Si bien el poético podría ser alguien concreto "dormido en los laureles", también podría ser que el poeta se dirigiese desde aquí a todos los seres humanos, que vivimos la vida dormidos, sin darnos cuenta de nuestro trágico destino que ha de ser la vejez y nuestra posterior desaparición. Nos drogamos con ilusiones y somos engañados por ellas. Nos deleitamos con la belleza del mundo y con aquello que es fugaz (la tarde, la brisa, la verde juventud). Nos emborrachamos con la existencia sin darnos cuenta de que esta es muy limitada.

En resumen: Yo creo que con este estribillo el poeta es irónico y que le está diciendo al tú que se contrapone a su consciente yo que siga sin enterarse de la realidad de la vida, incluso mermando sus sentidos con el alcohol (duérmete al agua de anís). Le pide que haga esto porque no va a hacer otra cosa y también porque es lo más fácil o la mejor opción para cualquier ser humano.

Dime que fue verdad
que hubo un sendero aquí,
que también yo ando perdido.
Como el torero al que abandona su coraje
busco yo a tientas burladeros.


En este hermoso pasaje el poeta le pide al "tú" que duerme (por eso está perdido) que le dé un sentido a un proyecto de vida que pudieron tener juntos. Había un camino, una senda que, lógicamente, parecía llevar a algún destino. Recordemos que en muchas ocasiones, la vida se presenta en poesía como un camino que el hombre viajero (homo viator), debe recorrer (peregrinatio vitae). El poeta, pues, ha perdido el sentido de la vida y se compara con un torero que busca un lugar donde aferrarse porque tiene miedo de no saber a dónde va o qué sentido tiene su existencia.

En resumen: El poeta, temeroso de haber perdido el rumbo en su existencia pide ayuda a un "tú" con el que compartía un proyecto vital.

Duérmete con la nana del gitano,
duérmete al verde fugaz,
duérmete bajo un nido de pecados,
duérmete que yo velaré.


Aquí aparece de nuevo la idea anterior, pero incluye algo muy importante que hace que yo interprete la canción tal y como lo hago. Me estoy refiriendo al último verso del estribillo "Duérmete, que yo velaré". El poeta no puede dormir, es decir, no puede perder la consciencia que ha tomado de su situación. En esta parte, además, le dice al tú que duerma bajo un nido de pecados. En este sentido, le está echando en cara al "tú" poético, que bien podría ser cualquier ser humano, que vive sin conciencia de espíritu, sin preocupación ni cuidado de nada, dejándose embelesar de nuevo por los atractivos de la vida (la nana del gitano=música/poesía, el verde fugaz =la juventud/la gloria perecedera) y se contrapone a este diciendo que él velará porque ha barrido de sí cualquier deseo mundano mediante la reflexión.

Si es que existen, he de encontrar
lenguajes de un mundo que está
dormido entre las hojas de los libros.
Prefiero decir la verdad
si sólo puedo respirar
junto al árbol de las hojas que ríen


No es la primera vez que vemos en una letra del Último de la fila cómo los libros son un refugio y un reducto de paz para el hombre (Libro, nube, ése es mi descanso). El poeta prefiere pues buscar una solución a su dilema existencial mediante la huida hacia la ficción que le ofrece la literatura. Le gustaría que hubiera un mundo distinto, utópico, que sólo parece existir en la imaginación de los hombres y sigue teniendo esperanza de encontrarlo.

Nos dice que prefiere ser sincero, ya que sólo encuentra la paz junto "al árbol de las hojas que ríen". Esta metáfora es la que ha hecho que más vueltas le dé al tema y he llegado a tres posibles conclusiones, a ver qué les parecen:

a) "El árbol de las hojas que ríen" es una imagen que representa la juventud. Las hojas, cuando son mecidas por el viento, parecen reír y un árbol cuyas hojas ríen, es un árbol joven, primaveral, lleno de verdor y de vida.

b) "El árbol de las hojas" que ríen sería un homenaje a los famosos cuentos de la tradición:

"El pájaro que habla, el árbol que canta y el agua de oro" y "Los frutos prodigiosos". En ambos casos, la protagonista destaca por su sencillez y rechazo de lo material, a la vez que por ser idealista y soñar con mundos ideales. De este modo, seguiríamos en la línea de la persecución de la utopía como única forma de vida.

c) Que "el árbol de las hojas que ríen" sea una metáfora de alguna droga, que es lo único que hace al poeta olvidarse de cuán mísera es la vida humana.

Aunque he pensado que estas tres opciones podrían ser válidas, me inclino claramente por las dos primeras y descarto la última porque si precisamente algo es criticado en la canción, es el adormecimiento de los sentidos y no tomar consciencia de la propia existencia.

Por tanto, esta estrofa diría que, ya que el poeta sólo encuentra sosiego en la imagen de la juventud y en imaginar el mundo distinto de como es, prefiere ser sincero con los demás (aunque esa verdad duela).

Dime que fue verdad
que hubo un sendero aquí,
que también yo ando perdido.
Cuando el vapor del alma fiera se disipa
queda el torero económico.


De nuevo nos encontramos con esa llamada de atención sobre el otro pidiéndole que le dé sentido a su existencia. Recordemos que en la estrofa anterior en la que había aparecido esta idea se utilizaba el símil del torero buscando burladeros para expresar el miedo que siente el poeta ante la situación y su necesidad de aferrarse a algo. En esta, sin embargo, dice que cuando el torero pierde la valentía, sigue toreando por dinero. Esto me ayudaría a reforzar la idea de que el poeta huye de lo mundano. No quiere hacer algo que no le convence por el simple hecho de tener una compensación material, que sería lo único que le llevaría a seguir por ese sendero que ahora se ha esfumado. Es una forma de decirle al otro que sin ganas no se puede llevar a cabo un proyecto, pese a que los humanos en ocasiones sigamos en empresas que no nos apasionan a cambio de beneficios materiales.

En resumen: El poeta está perdido y podría encontrarse, ya que al fin y al cabo el hombre siempre puede aferrarse a lo material de la existencia, aunque sea algo efímero. Pero no es su opción.

La última estrofa repetiría, a modo de conclusión, lo que ya ha expresado el poeta a lo largo de todo el tema: Que los demás, que el otro, duerman tranquilos (que es lo que vienen haciendo desde hace tiempo) y que la muerte les llegue "tan callando", que él ya está ahí para velar, ya que se ha dado plena cuenta del destino del ser humano.

Duérmete al cobijo de esta tarde,
duérmete al agua de anís,
duérmete al arrullo de la brisa,
duérmete al verde fugaz,
que yo velaré.

-------------------------------------------------------------------------------------------------

En conclusión:

Opino que "Las hojas que ríen" es una bellísima canción que invita a la reflexión sobre el sentido de la vida humana y sobre las cosas que verdaderamente importan. Nos aconseja (aunque parece que nos dice lo contrario) que vivamos plenamente, teniendo la capacidad de comprender lo que somos ya que un día el tiempo, nuestro más valioso tesoro, se esfumará y no podremos seguir sobre la tierra.

Si intentamos que la canción sea el reflejo de un mensaje concreto, se me ocurre que podría ser toda una declaración de intenciones de Manolo García sobre el destino del grupo "El último de la fila" que se separó justamente después de este último álbum. Si lo vemos así, interpretar el tema sería muy sencillo:

Manolo siente que el éxito y la fama que ha conseguido con su compañero realmente no es algo que le satisfaga, ya que lo único que le interesa realmente es aprovechar su tiempo y su vida. Habla de que ambos han llegado a un punto en el que están perdidos y en el que no tienen un objetivo común, que es lo que en principio les llevó a iniciar su andadura juntos. Ha perdido las ganas de torear en esa plaza y si siguiera en ella ya no sería por pasión, ni porque le convenza lo que hace, sino sólo por dinero. Y no le interesa. Es algo que no quiere para sí porque quiere disfrutar de su tiempo con cosas que le hagan feliz. Quiere encontrar su propio lenguaje musical, su camino, que lógicamente estará impregnado de la huella que ha dejado en él la literatura. El al que se referiría en la canción sería su compañero, Quimi, que en principio no parecería estar tan preocupado como él por haber perdido aquel objetivo común que los unió y que prefiere "dormirse en los laureles" del éxito.

Esta interpretación es mucho decir porque nadie sabe lo que pasó realmente entre los componentes del grupo sino ellos mismos y espero que nadie se ofenda por mis palabras. Son sólo eso, palabras que intentan interpretar otras palabras cuyo verdadero sentido sólo conocen los que las han pronunciado.

Respecto a la interpretación de que el "tú" es la otra persona de una relación amorosa, también podría ser posible. De los dos miembros de una pareja evidentemente sin rumbo, uno de ellos ha tomado conciencia de la realidad, mientras que el otro (la amada), prefiere no enterarse realmente de que están perdiendo el tiempo juntos y seguir con la relación por algún tipo de interés (aunque sea el de no sentirse sola). Él busca motivos por los que quedarse y le pide que ella le muestre el sentido de la relación; intenta encontrar "burladeros" donde resguardarse del miedo al vacío, pero se siente atormentado conociendo la verdad trágica de su historia y por eso "vela".

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Como ven, lo mismo no he dado ni una, pero imaginación no me falta... Será porque he pasado mucho tiempo soñando en esos mundos que duermen en las hojas de los libros. Lean... Si se quieren volver así de locos.

Espero que les haya gustado.








jueves, 15 de agosto de 2013

Pájaros de barro, de Manolo García

Como ya comenté en mi entrada anterior, voy a dedicar las primeras entradas de este blog a comentar canciones pertenecientes a El último de la fila y Manolo García, sencillamente, porque han marcado mi historia personal haciendo que la vida sea un lugar mejor donde vivir y eso es bastante.
Hoy me centraré en Manolo, ya que el otro día me centré en "El Último".
La carrera de Manolo García en solitario, comienza en 1998, poco después de la disolución del exitoso grupo El último de la fila  y continua hasta la actualidad, con cinco álbumes básicos* en su haber:
1) Arena en los bolsillos (1998)
2) Nunca el tiempo es perdido (2001)
3) Para que no se duerman mis sentidos (2004)
4) Saldremos a la lluvia (2008)
5) Los días intactos (2011)
*También ha sacado al mercado discos de singles y directos.















La canción que he seleccionado hoy es Pájaros de barro, 4º tema de su primer trabajo en solitario Arena en los bolsillos, considerado por muchos seguidores del cantante, el mejor álbum de este. Lo que motiva mi elección esta vez es que vi que en Internet a muchas personas que preguntaban por el significado de esta magnífica canción y porque, además, es una de las más populares, pese a no ser demasiado sencilla.

 

De nuevo os dejo la canción para que la escuchéis y, por supuesto la letra:


Pájaros de barro


Por si el tiempo me arrastra
a playas desiertas,
hoy cierro yo el libro
de las horas muertas.
Hago pájaros de barro.
Hago pájaros de barro y los echo a volar.
Por si el tiempo me arrastra
a playas desiertas,
hoy rechazo la bajeza
del abandono y la pena.
Ni una página en blanco más.
Siento el asombro de un transeúnte solitario.
En los mapas me pierdo.
Por sus hojas navego.
Ahora sopla el viento,
cuando el mar quedó lejos hace tiempo.
Ya no subo la cuesta
que me lleva a tu casa.
Ya no duerme mi perro junto a tu candela.
En los vértices del tiempo anidan los sentimientos.
Hoy son pájaros de barro que quieren volar.
En los valles me pierdo,
en las carreteras duermo.
Ahora sopla el viento.
Cuando el mar quedó lejos hace tiempo.
Cuando no tengo barca, remos ni guitarra.
Cuando ya no canta el ruiseñor de la mañana.
Ahora sopla el viento.
Cuando el mar quedó lejos hace tiempo.
En los valles me pierdo,
en las carreteras duermo.

COMENTARIO DEL CONTENIDO

El tema de esta canción de nuevo está relacionado íntimamente con el tópico "Carpe diem" (ver entrada anterior) y con la necesidad de vivir con intensidad pese a las adversidades que nos encontremos.
De nuevo, iré parte a parte explicando su contenido:

Por si el tiempo me arrastra
a playas desiertas,
hoy cierro yo el libro
de las horas muertas. 

Ya en la introducción de la canción aparece la que será la idea fundamental de todo el texto que es la necesidad de no perder el tiempo porque el tiempo, básicamente, nos encontrará tarde o temprano.
Es el tiempo, pues, el viento que maneja nuestro destino y que nos conduce irremediablemente (arrastra) hacia nuestro futuro, que es algo misterioso y desconocido. 
El poeta se plantea la posibilidad de que el tiempo le lleve a "playas desiertas". Estas playas se pueden interpretar de dos maneras:
a) Con connotación positiva (un cambio a mejor).
b) Con connotación negativa: Esta es la interpretación que se ajusta a mi manera de ver la realidad, ya que creo que la voz poética tiene necesidad de actuar o reaccionar ante la posibilidad de un futuro que puede presentarse desolador y cruel. El adjetivo "desiertas" expresa que la soledad es algo que puede asentarse en su vida en un momento en el que ya no pueda desprenderse de ella. 
Respecto a las "playas", creo que las elige porque están a un paso del mar. El mar, en la literatura, suele simbolizar con frecuencia a la muerte. Otra vez de nuevo, podríamos citar a Manrique: "Nuestras vidas son los ríos/que van a dar en la mar, que es el morir".
Por tanto, creo que en este segundo verso, Manolo se está refiriendo a la vejez, o, en su defecto, a un momento distinto pero siempre cercano a la muerte. 
En cuanto a la metáfora "cierro el libro de las horas muertas", opino que se refiere a dejar de perder el tiempo sin hacer nada, a abandonar el hastío y el aburrimiento.
En conclusión:
El poeta está en un momento bajo y triste, pero se plantea cambiar su situación y reaccionar porque quizá su futuro sea solitario y desesperanzador. Todavía puede cambiar su estado de ánimo, pero ¿Podrá mañana? Por eso "hoy" es cuando tiene que dejar la desidia a un lado y disfrutar.

Hago pájaros de barro.
Hago pájaros de barro y los echo a volar. 

El estribillo de la canción proviene de un episodio de los Evangelios Apócrifos en el que Jesús, siendo niño, realizó uno de sus primeros milagros haciendo que unos pajarillos de arcilla que había modelado, alzaran el vuelo.
Esta preciosa imagen la utiliza el poeta para expresar la necesidad de que las ideas vuelen libres. Pero ¿Qué ideas? ¿Qué son los pájaros de barro? Lo veremos después, ya que el mismo Manolo nos lo explica más adelante.


Por si el tiempo me arrastra
a playas desiertas,
hoy rechazo la bajeza
del abandono y la pena.
Ni una página en blanco más.
Siento el asombro de un transeúnte solitario. 

En esta estrofa se vuelve a reforzar la idea introducida en la primera: La necesidad de reacción ante un futuro que puede no ser agradable. El poeta rechaza estar deprimido y que su vida pase sin pena ni gloria. Tiene que seguir viviendo, "escribiendo" su propia biografía y, de ahí que utilice la imagen de "la página en blanco". Esta, además, tiene correlación con "el libro" del principio de la canción. 
Nuestras vidas son como libros que vamos escribiendo con nuestros hechos. Cuando uno está vencido y melancólico, pocas veces actúa y sus días quedan vacíos en el diario del tiempo. No es algo que podamos permitirnos, pues no somos eternos.
Una vez que el yo ha desterrado su estado de ánimo deplorable, se asombra con la contemplación del mundo que, muchas veces, ha perdido interés para nosotros, pese a ser fascinante en sí mismo. Me encanta la imagen del "transeúnte solitario" que de repente descubre que pese a su soledad (ya nos está diciendo aquí por qué estaba deprimido), comienza a ver lo que le rodea con otros ojos.

En los mapas me pierdo.
Por sus hojas navego.
Ahora sopla el viento,
cuando el mar quedó lejos hace tiempo. 

Los dos primeros versos remiten a la nueva postura del poeta. Simplemente por el gusto de viajar, merece la pena existir. Se plantea, pues que le queda algo por lo que "levantarse": Imaginarse recorriendo el mundo y perderse por él, por ejemplo.
Pese a que no haya mar (aquí el mar lo interpreto como lugar donde concurren las pasiones y no como muerte), siente la brisa, es decir, la esperanza de volver a sentir con intensidad. 


Ya no subo la cuesta 
que me lleva a tu casa.
Ya no duerme mi perro junto a tu candela.
En los vértices del tiempo anidan los sentimientos.
Hoy son pájaros de barro que quieren volar. 

Aquí aparece en concreto la cuestión que causaba pena al poeta y que lo tenía aletargado antes de que reaccionara. Se dirige por primera vez
a un "tú" que, probablemente remita a la persona que amaba y que ha dejado de compartir su vida con él.
Los sentimientos "anidan", se crean a lo largo de nuestras vidas. Nos dice que en los "vértices del tiempo". Para mí, esta imagen simboliza que los momentos en los que nos sentimos llenos de pasiones, son "saltos de altura" en la línea monótona del tiempo.
Y aquí es donde explica a qué se refiere con los "pájaros de barro": Son los sentimientos y quieren volar libres, desasirse del recuerdo y buscar nuevas rutas.
En resumen:
Nuestra vida sería una línea del tiempo uniforme que se eleva cuando tenemos fuertes sentimientos hacia alguien -nos sentimos "en una nube"- pero que vuelve a su ser cuando estas ilusiones se difuminan con el paso del tiempo, el desengaño y el desamor. Los pájaros (sentimientos) del poeta habían caído y su vida estaba en punto muerto. Esto sólo puede solucionarlo él mismo con su propia conciencia, creando nuevas esperanzas (de ahí que diga que los hace él) y esperando un futuro mejor desasiendo su sentir hacia la persona de la que se ha separado y dejando que su corazón "vuele" libre.

En los valles me pierdo,
en las carreteras duermo.
Ahora sopla el viento.
Cuando el mar quedó lejos hace tiempo. 

De nuevo nos habla aquí del espíritu nómada y viajero y del resurgir de la ilusión.

Cuando no tengo barca, remos ni guitarra.
Cuando ya no canta el ruiseñor de la mañana.
Ahora sopla el viento.
Cuando el mar quedó lejos hace tiempo.
En los valles me pierdo,
en las carreteras duermo.

En esta parte, mi favorita de todo el tema, nos concreta que, pese a que está en un momento pésimo, decide retomar su vida y encauzarla.
La "barca" y los "remos" hacen alusión al "mar" con connotaciones positivas del que hemos hablado antes (las pasiones) y a que realmente se ha quedado sin navegar por estas. También pueden aludir estas imágenes al tópico "Vita flumen" (la vida como río) en el sentido de que no sabe cómo conducir su caminar por este mundo. Va sin rumbo y con la muerte de un amor a cuestas. De ahí que no tenga guitarra y que el ruiseñor (símbolo del amor por excelencia) y pájaro (sentimiento) al fin y al cabo, esté mudo para él. Sin embargo, la brisa (esperanza) está ahí y también la necesidad de seguir descubriendo el mundo y viviendo con intensidad.

En resumen:
La canción "Pájaros de barro" nos habla de un amor perdido que ha sumido al poeta en la tristeza y la apatía. Este, malgastando su tiempo con la pena, decide reaccionar y vivir con intensidad, pues el futuro puede ser abrumador y, sin duda, lo llevará a la muerte. No puede permitirse que sus horas se extingan en la nada y por ello busca nuevos horizontes que le ilusionen (posibilidad de viajar, de volver a enamorarse, etc.).
De nuevo, estamos ante la idea "Carpe diem" (coge el día), es decir: Aprovecha el instante antes de que sea demasiado tarde. Y, sin lugar a dudas, algún día, será demasiado tarde para todos.
Espero que os haya gustado el comentario. 
Ahora, ¡A volar, que ya es día!

lunes, 12 de agosto de 2013

Lápiz y tinta, de El Último de la Fila

He decidido, comenzar mi labor en este blog, intentando explicar las letras de algunas de las canciones del que ha sido mi grupo favorito toda la vida: El último de la fila y del cofundador de éste, Manolo García, que es hoy por hoy, mi artista predilecto.

El último de la fila fue un grupo de pop-rock español formado por Manolo García y Quimi Portet en 1984 y que, desgraciadamente, se disolvió en 1998. Tuvieron mucho éxito en las décadas de los 80-90 y en su haber cuentan con siete álbumes, que son:

1) Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor salta por la ventana (1985)

2) Enemigos de lo ajeno (1986)

3) Nuevas mezclas (1987)

4) Como la cabeza al sombrero (1988)

5) Nuevo pequeño catálogo de seres y estares (1990)

6) Astronomía razonable (1993)

7) La rebelión de los hombres rana (1995)



La canción que he elegido hoy, Lápiz y tinta, es el segundo tema de su disco Astronomía razonable, en mi opinión, uno de los mejores trabajos del grupo. Los motivos de mi elección son varios: Me fascina esta canción, es una de las más populares y conocidas y creo que puede tener interés comentarla.





En este vídeo, no sólo podéis escuchar la canción, sino también leer la letra simultáneamente (por eso lo he seleccionado entre tantos).

No obstante, escribo también la letra aquí para darle más sentido al comentario:

Lápiz y tinta

Tela, cinta, y otra vez a empezar.

Lápiz, tinta, y al paisaje a robar.

Y al placer de reencontrar

el limbo de un tiempo que se nos va.

Libro, nube, ese es mi descanso.

Árbol, fuente, cada vez que despierto.

Ser durmiente. En la espuma de un antojo camuflarse.

Para completa inocencia,

en las calderas del sueño divagar.

Que los días se van, río son.

Ahora quiero sentir, caminar.

Ahora quiero pintar, percibir

el color de esa flor que se marchitará.

Pinto verdes parajes de belleza desolada

vivo lo efímero y su valor.

Bebo, apuro, desperdicios de mi vida

me recojo en la templanza de la tregua que me da

la anestesia del recuerdo.

Que los días se van, río son.

Ahora quiero sentir, caminar.

Ahora quiero pintar, percibir

el verano fugaz que ya se nos va.

Lápiz, tinta, y el placer de reencontrar.


COMENTARIO DEL CONTENIDO

El tema de esta canción se puede explicar fácilmente haciendo referencia a los tópicos horacianos "Carpe Diem" (Coge el día) y "Tempus fugit" (El tiempo huye).
Si sois seguidores del grupo y, en particular, de Manolo García, os habréis dado cuenta de que a menudo se recurre a estos tópicos y a otros de Horacio. Ejemplos de esto que ahora mismo se me vienen a la cabeza son:

  • La frase "Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, no lo vayas a decir" de Cuando el mar te tenga, además de ser un famoso proverbio árabe, remite a la famosa cita de Horacio: "Nescit vox missa reverti - La palabra pronunciada no sabe regresar. 
  • El tópico "Beatus Ille" (Feliz aquel), que hace referencia a las virtudes de la vida retirada en la naturaleza, se halla presente en numerosos temas del grupo y, en especial, de los de Manolo García: Rosa de Alejandría (Alejarme quiero de esta vida que yo vivo sin convencimiento) , Mientras observo al afilador (desprenderse de las baratijas, ofertas de algún mes "Todo para el hogar" y asilvestrarse), Canta por mí (huyen del mundo material, son espíritus barridos por el viento), Barrio triste (regresa a tus montañas de ayer), y un largo etcétera que daría para un estudio, jeje. 
  • El tópico "Locus amoenus" (lugar ameno), también aparece en numerosos temas, e incluso en el que nos ocupa. La naturaleza idealizada y grata para el poeta es un motivo muy recurrente. 
  • En el último álbum de Manolo, Los días intactos (2011), hay una canción cuyo estribillo contiene la frase "Tempus fugit". 

* Si quieres leer las citas más célebres de Horacio, puedes hacerlo pinchando aquí.

Viendo esto, podemos decir que la canción "Lápiz y tinta" es plenamente horaciana y, genuinamente clásica; ya que también recurre a otros tópicos de la tradición como "Vita flumen" (la vida como río) y que es conocido hoy en día por la gloriosa elegía "Coplas a la muerte de su padre" de Jorge Manrique.

Ahora voy a proceder a explicar la canción por partes:
Tela, cinta, y otra vez a empezar.

Lápiz, tinta, y al paisaje a robar.

Y al placer de reencontrar

el limbo de un tiempo que se nos va.


La pintura, gran afición de Manolo García, está presente en el texto. El poeta "roba" al paisaje en tanto que lo plasma en el lienzo y se lleva su imagen. Para él, estos momentos de contemplación son una fuente de placer y de regocijo, pues le permiten ahondar en los recuerdos del pasado. El limbo, a mi entender, aquí tiene que ver con la concepción grecolatina, que hace referencia al paraíso de los niños dentro del reino de la muerte o Averno. 

En resumen, cuando el poeta pinta inmerso en el paisaje, retorna a la infancia y se reencuentra con su pasado perdido.
Libro, nube, ese es mi descanso.

Árbol, fuente, cada vez que despierto.

Ser durmiente. En la espuma de un antojo camuflarse.

Para completa inocencia,

en las calderas del sueño divagar.
La tarea del pintor encuentra su descanso en la lectura y en la contemplación de las nubes, siempre asociadas con la imaginación y el idealismo. Cuando vuelve a la realidad se encuentra elementos tangibles, el árbol y la fuente, que son símbolos de la vida, pero también del transcurrir del tiempo. 

Se habla de igual manera del sueño como una evasión de la realidad, en la que no somos conscientes de lo que nos ocurre a causa de nuestra condición mortal.
Que los días se van, río son.

Ahora quiero sentir, caminar.

Ahora quiero pintar, percibir
el color de esa flor que se marchitará.


En el estribillo de la canción, aparecen las ideas fundamentales del poema y que están íntimamente ligadas entre sí: Tempus fugit (los días se van) y Carpe diem (ahora quiero pintar, percibir, el color de esa flor que se marchitará). Aparecen además otros tópicos literarios: "Vita flumen" (río son); "Homo viator" (el hombre como viajero, como caminante) y "Peregrinatio vitae" (la vida como peregrinación o camino).

Por tanto, lo que el estribillo quiere decir es que los días transcurren y que la vida pasa. Por ese motivo, el poeta quiere aprehender los momentos felices y aprovecharlos (quiere pintar y percibir la belleza de lo perecedero, como la flor); sentir y seguir viviendo con plenitud (caminar).


Pinto verdes parajes de belleza desolada

vivo lo efímero y su valor.

Bebo, apuro, desperdicios de mi vida

me recojo en la templanza de la tregua que me da

la anestesia del recuerdo.

Que los días se van, río son.

Ahora quiero sentir, caminar.

Ahora quiero pintar, percibir

el verano fugaz que ya se nos va.
Lápiz, tinta, y el placer de reencontrar.


Aquí el poeta nos habla de lo dicho anteriormente (se deleita en la contemplación de lo efímero y trata de disfrutarlo) e incluye una nueva idea: Elimina los malos momentos de su historia personal de su memoria y se refugia en el recuerdo (se entiende que de momentos plenos del pasado) para encontrar la paz interior.
Por último, en el estribillo final, se hace referencia al "verano fugaz". Esta estación, en contraposición al invierno, que representa la vejez y la muerte, parece simbolizar aquí la juventud y la plenitud vital.


------------------------------------------------------------------------

Dicho esto, aprovecho para decir que esta es, en mi opinión, una de las mejores canciones de la música española y, por supuesto, un gran poema de corte clásico respecto al contenido.

Espero que os haya gustado el artículo y que me lo hagáis saber con vuestros comentarios.

Saludos y a disfrutar del momento.








domingo, 11 de agosto de 2013

El porqué de este blog

A veces busco... Y encuentro cosas como esta: "Las letras de Manolo García/El último de la fila", no tienen ningún significado". Si lo hubiera visto una vez, no pasaría nada, pero me he encontrado en la web con tantos ejemplos similares a falta de una interpretación...
Por supuesto, no creo en "El arte por el arte", exceptuando algunos ejemplos de las Vanguardias y de sus derivados y siempre, desde que tengo uso de razón, he intentado hallar el significado de las cosas y, en particular, de las palabras.
Creo que es algo que se me da bien porque, sencillamente, me gano la vida gracias a ello: Soy profesora de lengua y literatura española. Y si lo soy es porque mis profesores, desde el colegio a la universidad, me alentaron para que siguiera este camino a causa de mis comentarios de texto, en especial, de los poéticos y, sobre todo, atendiendo a su significado.
Con este blog, lo que pretendo es hacer ver algo importante: Que tenemos que pensar y no decir que los poemas o canciones no tienen sentido simplemente porque nos cuesta comprenderlos. Como les digo siempre a mis alumnos, hay que "entrar" en el poema, estudiarlo, formar parte de él y sacar conclusiones.
Una buena interpretación, no tiene por qué ser la verdad. Es más, apostaría a que nunca lo es ya que no tenemos al autor delante para que nos pueda decir por qué escribió tal o cual cosa y, si le tuviésemos, a lo mejor ni él mismo sabría  qué quería expresar en un determinado momento.
¿Qué es, por tanto, una buena interpretación?
Aquella que está bien argumentada basándose en las palabras del texto, sin más.
Dicho esto, paso a explicar los detalles del blog:
¿En qué van a consistir las entradas de este sitio?
Cada entrada, será una interpretación del contenido de un poema o canción que me guste.
¿Para qué puede servir este blog?
a) Para ayudar a aquel que busque una interpretación coherente de alguno de los textos comentados.
b) Para compartir puntos de vista con otras personas que hayan intentado desentrañar el sentido del texto y contrastar opiniones. De esta forma nos enriquecemos todos.
Por último, quiero resaltar varios puntos que creo que son importantes para que el blog funcione:
a) Los comentarios han de ser siempre respetuosos y, para ello, usaré la moderación de estos. No tienes por qué estar de acuerdo conmigo, ni ser fan de los autores de los textos, pero has de dar una opinión correcta y educada, sin faltar a nadie.
b) No pretendo estar en posesión de la verdad. Como he dicho antes, es imposible porque no me hallo en la mente del autor y me baso en mi propio conocimiento del mundo y de la literatura para comprender los textos. No ofrezco verdades, pero sí coherencia y rigor en las interpretaciones.
c) Me gustaría que me propusierais, si lo desearais, canciones o textos de los que quisierais tener una visión (eso sí, rogaría que estén en español o traducidos a nuestra lengua). Podéis hacerlo en la página "Sugerencias" diseñada para ello, cuyo link puedes encontrar bajo la cabecera  del blog.
d) Todos los contenidos del blog están protegidos con Licencia Creative Commons. Esto significa que puedes aprovecharlos, pero siempre nombrándome y reconociendo mi autoría y sin fines comerciales. Hacer lo contrario sería un delito contra la propiedad intelectual.

Con esto nada más, espero que el blog os sirva de algo.
Saludos.